lunes, 17 de agosto de 2009

Woodstock Festival - Rotilla Festival.


























17-8-2009

Woodstock Festival –Rotilla Festival . 40 Años después.
Los jóvenes como las flores silvestres.

If you’re going to San Francisco
Be sure you wear some flowers in your head
If you’re going to San Francisco
You’re gonna meet some gentle people there
All across the Nation
Such a strange vibration
People emotions
There a whole generation
With a new explanation
People emotions…

San Francisco(be sure to wear some flowers in your head)
Scott Mc Kenzie.



Nunca me habían pedido que escribiera sobre un tema que me fascinara realmente, siempre soné con que mi maestra de Primaria me exigiera un relato sobre un viaje a la playa o al campo con mis padres y mas bien me exigían describiera los sentimientos demostrados en alguna que otra manifestación revolucionaria obligatoria por asistencia y que no variaban ninguna no fuera en el tipo de celebración patria. Como me gustaría describir a mis profesores sobre una experiencia de un adulto joven sobre un festival de música electrónica, hip hop, rock y música fusión o alternativa, y en vez de ello y en recuerdo vivo del ultimo viaje de tío Matt, me alegraría todas las personas que conozco sintieran mi pasión sobre el tema. No intento averiguar si los organizadores del festival único cubano de música libre electrónica en el año, sabían que coincidía en fecha con el aniversario 40 del gran festival de música joven de la historia del siglo pasado, el evento Woodstock en la localidad de Bethel, New York en los Estados Unidos, celebrado el 15 y 16 de Agosto del ‘69. Dos días de música ininterrumpidamente, en diferentes escenarios, y uno como principal donde cada banda se abriría con unos pocos temas y continuaría luego en un concierto extenso en escenarios colaterales.
Tengo innumerables argumentos para ofrecer en el hecho de relacionar dos eventos en el tiempo con mismas características, que inherentes en las juventudes de todo el mundo, declaran su energía y amor a la libertad con la música como representación a las demás generaciones y partes de la sociedad. El festival de Rotilla no se celebra cercano a la ciudad de la Habana, sino en las playas del Este en la zona de la provincia Habana y como Woodstock alejado varios kms de las grandes urbes. La música principal, es la de la vanguardia y lo ultimo del momento, y la asistencia esperada sobrepasando 4 o 5 veces la planificada. El amor libre, las exuberancias de las personas en sus momentos más florecientes de sus mortales existencias, los deseos de resaltar las pasiones de cada uno en los temas en que cada uno se muestra mas entendido y enamorado, y la playa como elemento natural de hedonismo apara aliviar el calor del verano y de los bien sudados cuerpos de los muchachos que con tanto baile, sexo y desenfreno, en el lago de la granja del festival Hippie se mostraron la belleza de la desnudez de todos los jóvenes de la Nación Woodstock, así acá también se pudieron apreciar la soltura y gracia con que los siempre jóvenes espíritus humanos desafían las barreras sociales y conductuales hacia el cuerpo y alma.
Los controles policiales en Rotilla fueron mínimos y mas bien eran incontrolable debido a que la cantidad de asistentes y lo que sucedía en la milla cuadrada de extensión de los 3 escenarios y espacios de casa de campaña en la fina arena del centro, eran a la vez incontrolables pero sobresalía ante todo la falta e hechos violentos , pues la calidad de juventud allí concentrada estaba muy divertida en la música y en el recreo pero no en la violencia, también como en Woodstock es algo que impresiona al analizar grandes grupos humanos de jóvenes reunidos en un pequeño lugar. Solo vi a pocos policías dentro en los tres días de duración del Festival de Rotilla y existía una gran organización, los alimentos estaban a la mejor altura de lo que se puede pedir en una realidad cubana difícil y que en el caso de Woodstock fue una emergencia nacional que declaro el departamento de estado en esos días, con helicópteros de la fuerza aérea bombardeando víveres y agua a las mas de 500 mil personas, medio millón de seres reunidos y se cuenta que 250 mil no pudieron llegar a tiempo, eso es fácil decir en palabras pero difícil de imaginar y ver, y en las colinas de la propiedad de aquel granjero que se ofreció para alquilar su terreno por pedido de su hijo Sam Yasgur y que no se esperaba tal numero de personas, 24 dólares por cabeza para tres días y aun así el poblado de Woodstock negó a la organización de evento poco antes de llevarse a cabo pero el milagro ocurrió al aceptar el granjero Max Yasgur sus propiedades, pero al momento se rompieron las cercas por la asistencia tan total del evento y las personas tenían que dejar sus autos o buses a mucha distancia de la granja por la extensa congestión de las vías de acceso y en Cuba, advirtiéndose una gran diferencia en este sentido, no mas de 10 autos privados aparcados afuera y los demás miles de asistentes en transporte publico, pésimo y caro, acá se aprovecharon algunos camiones particulares para presionar 40 pesos por persona en unos kms desde Guanabo Beach hasta la playa de Jibacoa donde se presentaba el festival, sin otra opción casi todos legaron por estos medios como yo y mis amigos, excepto algunos que llegaron con el transporte dispuesto para los organizadores.
La coincidencia de fecha se dio en la puesta en video del largometraje documental Woodstock de Michael Wadleigh y Martin Scorsese, ganador de un oscar en el año 1970 por dicho film y que mostraba muy claramente los sucesos ocurridos en el festival desde el comienzo a las 3 de la tarde cuando el presentador dijo let’s welcome to Mr. Richie Havens y su grito de Freedom y los aplausos de los miles con una guitarra electroacústica y unos tambores solamente levanto aquellas almas que viendo como aquel afro americano y vestido con su traje africano tradicional de largo vestido blanco y gorro también blanco desgarraba la difícil palabra de libertad, entre saltos y movimientos exaltados sobre el escenario con una coda de tambores al final y pedía palmas y los gritos llegaron al máximo y ese fue el despertar del festival.
El guru indostánico Swami Satchidananda ofreció la invocación ritual para el festival en su comienzo y luego el cantante John Sebastián tuvo un momento de ilusión progresista al narrar un sueño de un hombre mejor, luego llegaron ragas indios con las notas etericas de la citara del joven Ravi Shankar y llovía entre raga y raga y todos escuchaban, y estuvo la primera fusión del naciente rock con la música latina en el joven Santana, los de Tierra Rara pidiéndole a los cientos que estaban sobre los grandes sistemas de audios evitaran su electrocución por los sistemas eléctricos , el cantante Country Joe Mc Donald y su banda Pescado , manifestándose al publico y pidiéndole- el dame la f, dame la u ,dame la c y dame la k de la palabra contra la guerra de Vietnam y la respuesta fueron 5 contundentes F.U.C.K que todos aullaron contra la guerra y el establishment sordo a las manifestaciones sociales del momento y con su tema The "Fish" Cheer/I-Feel-Like-I'm-Fixin'-To-Die Rag diciendo,1,2,3 why we are fighting for? llegaron al máximo antibelicismo pronunciado entre los músicos presentes y los que vinieron de la Inglaterra como los Who,a ellos les toco a las 3 am, y tocaron 24 canciones, pero pusieron a vibrar a todos con el tema See me Feel me,de su opera rock Tommy ya todo un éxito en los Estados Unidos y que todos esperaban y la joven banda Ten Years Alter que luego del solo de guitarra de Alvin Lee de I’m going home, el mismo Hendrix que estaba en el escenario felicito y puso al grupo entre los favoritos de los hippies americanos, y que decir de la Janis Joplin a quien le pidieron repitiera sus Piece of my Heart y Balls and Chains, y era cuando tocaba la medianoche y así Aguas Claras o CCR, Canned Head, el cuarteto del momento y del grupo de trovadores americanos, los Crosby,Still,Nash y el Joven canadiense Neil Young. También Joan Baez tan esperada como su esposo Bob Dylan que no estuvo pero la rebeldía de ambos se sintió en los pulmones de cada uno.
Jefferson Airplane, amanecieron con ellos y un poco antes estuvo Grateful Dead en lo profundo de la noche, con su altísima psicodélica de los efectos visuales y notas cargadas de sensaciones para los miles de cerebros en elevados estados alterados de conciencia por las dosis continuas de marihuana y dietilamina del acido liserico,LSD, y que su inventor Hoffman estaba entre los participantes del festival, y que estas bandas en un proyecto cuasi científico social en la comuna de High Ashbury en California llevaron en sus presentaciones entre ellos y el publico a un estado shamanico de posesión del espíritu que también exponentes del acid rock estaban los Iron Butterfly y The Doors los que penosamente no pudieron estar en la finca de Woodstock, como tampoco The Beatles, quienes tenían bajo control la entrada a los EEUU de Lennon por posesión de Cannabis y que así ofrecieron disculpas al organizador del evento en una carta de la Apple records.
También estaba Johnny Winter tocando mi tema preferido del camino del tabaco, Tobacco Road que Eric Burden and the war grabaría ese año también. Recordarse el tío Matt y sus amigos en el viaje por Escambray. Hurra al Tobacco Road y los Tobacco men donde estén, gracias.
En demasía se extendería uno disfrutando describir los protagonistas musicales de aquel evento, muchos olvidados rato después otros llegaron mas lejos de lo que ellos mismo pudiera pensar, el concierto se extendió mas de lo programado y terminaba el lunes en la mañana con el concierto mas largo y mas esperado y con uno de los mas esperados personajes de la época, el mítico Jimmi Hendrix, el guitarrista negro que revoluciono el blues rock a un punto casi inalcanzado en la actualidad y que pidió a los organizadores ser el ultimo en tocar y quemando su guitarra al final de la presentación y como melodía el himno nacional de su país rayando con notas chillantes de dolor por cada soldado muerto en la perdida casi guerra de Vietnam dando el homenaje perfecto a el ciudadano norteamericano y venciendo la critica que decía era antinorteamericano su disposición, así sonaba su himno desgarrado de dolor pero nacional como el mismo y los demás, y decía adiós a aquel evento inolvidable como el que lo vivió no lo olvidara nunca y una nostalgia de todas las juventudes posteriores a la Era de Acuarium que vendrán y nacerán y pasaran por la flor de su juventud, esperando gozar un tanto el perfume salvaje de este Woodstock Generation.
Una ultima coincidencia es la lluvia, el elemento natural que amenizo las tardes, en la playa de Jibacoa este pasado sábado y en el ’69 fue muy torrencial y estuvo a punto de suspender pero siguió luego de dos horas de tormenta y la energía se dispuso para que así sucediera, se cuenta que no todos en las llanuras tenían donde refugiarse y se mojaron y cantaron la canción del verano Let’s the sun shine, tema del film Hair de los Quinta dimensión que escogieron para poner en suelo lunar los primeros humanos llegados allá unos meses antes, y entre la lluvia, el fango, las flores, los desnudos, en gran coro todos pedían por el sol, todos aplaudían y saltaban en un espíritu juvenil único. Se produjeron incluso dos nacimientos no confirmados según las estadísticas. En los intermedios los niños también desnudos jugaban con los instrumentos a ser adultos, y todo era bueno como en el Génesis.

Los 20 djs y vjs con algunos invitados Europeos y de Norteamérica, junto a una combativa rapera de Venezuela llamada Gabylonia y Los Aldeanos, maestros del Hip Hop cubano, con claro mensaje social y que como representantes de la furia juvenil a la distancia enorme entre los intereses de la mayoría joven y la de las imposiciones gubernamentales al tema de las violencias en los derechos que imponen los que tiene el poder de las armas contra el pueblo y sus necesidades, bien cantado y coreado por todos allá como grito de libertad y desacuerdo explicito a lo que nos sucede a los jóvenes y a todos lo cubanos, en una realidad del día a día.
Los preformances de Omni Zona Franca y las presentaciones de La babosa azul también con sus ideas particulares y difíciles e seguir en nuestro consenso revolucionario actual y subrayo la importancia de dichos grupos en nuestra lucha por nuestra libertad de palabras.
A las 6 am y amaneciendo saltaban miles en Stage Arena a unos 6 metros de las olas de la playa con el Dj austriaco Chris Secundo que dio la bienvenida al sol y como demostró cuan poco importaba que hora decían los relojes al estar allí, bebiendo y saltando casi todos.
Mientras llovía en la tarde este servidor se concentraba en presentar el oráculo chino del I Ching a los que les pedía por la adivinación el solo simbólico precio de un peso nacional y muchos fueron y se sentaron y les mostré lo que decían las monedas para ellos y me sentía que todos podían ser mis amigos, personas que no conocía antes pero allí estaban mostrándome su desprendimiento de escuchar algo nuevo para ellos y hablar y reír como si nos conociéramos mucho antes y luego la playa, y luego la música y los sonrisas y chistes de mis amigos y la sensación de estar mirando miles y miles de hogares pequeños atados a la arena y bajo árboles, y muchos jóvenes vistiendo como querían, la mayoría en ropa de baño, y sonriendo y de pronto veían a alguien conocido que no esperaban y se abrazaban como si hubieran pasado decenas de años sin verse.
Es muy inocente pensar que estos pensamientos de fraternidad en la ideal y soñadora mente juvenil trascendería el tiempo personal pero no, lo único que trasciende es la realidad de la magnifica mente juvenil, pues la vida de estas personas de la Nación Woodstock o la de estos jóvenes cubanos en su mayoría terminara siendo absorbida por la sociedad de la cual se quieren distanciar al punto que terminaran reforzando los modelos que la sostienen , el trayecto terrenal de las almas jóvenes tal como las rosas silvestres tienen un momento y este lo es, luego ya es otra cosa y la caída de los ángeles al infierno llega y el hombre es otra vez sufrido con sus ataduras y solo queda los recuerdos del momento del capullo floreciendo, y la euforia se convirtió en resaca, los hippies ahora se transformaron en republicanos, perdieron el pelo y cambiaron el consumo de LSD por el de Viagra”, según Rich Hanley, profesor de periodismo de la Universidad Quinniplac, de los EEUU. En el 1971 ya todo casi había terminado para la revolución Hippie y queda el icono y el mito de Woodstock para el futuro.
El festival Rotilla en la playa de Jibacoa con 24 horas ininterrumpidas de música en la que casi nadie durmió en las tres jornadas casi completas de sonidos electrónicos, donde mas bien uno se tendía dentro de las casas de campaña y sentía como en un escenario se activaban miles de voces y saltos de un grupo, al rato en otro escenario y uno quisiera ya levantarse a unirse a la fiesta de aquellos o de los otros de mas allá.
En el mundo se celebraron aniversarios del festival de Woodstock, con bandas de rock del momento, en algunas con agresivas presentaciones que produjeron violencia en un par de ocasiones entre los asistentes y que esperemos todos no se repita esta vez en la celebración para celebrarse en Berlín, en antiguo aeropuerto los días 22 y 23 próximos y otro magno festival en New York por verse este ultimo, pero el de Europa garantizado por el mismísimo organizador del Woodstock original hace 40 años. Tienen confirmado la presencia algunos de los músicos vivos aun que participaron en la primera edición.
Un fin de semana con intensas emociones para el viajero incansable por ahora, ¿quizás por el florecimiento en sus energías vitales?, ya el futuro mostrara el cansancio del marinero que ya precisando descanso en la tierra pedirá a su capitán el retiro de su oficio, pero no por ahora, de hecho al tío Matt le queda su viaje al mundo exterior, un viaje casi definitivo y done la cueva Fraggle será solo el buen recuerdo del primer hogar, y quizás el ultimo en el reposo final. Queda mucho por andar y ver y describir aquí. Bravo por Woodstock y por la Rotilla Festival. Bravo!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario